DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 7 de marzo 2014

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 7 de marzo 2014


RECIPROCIDAD ISH-Á EN EL FORO POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES


Por Verónica Toller, responsable de Comunicación de Ish-á


Cuáles son los derechos de las mujeres. Qué tanto les son reconocidos. Qué se ha logrado, qué falta. Cuál es el papel del varón en esto. ¿La nueva posición de la mujer ha generado cambios en la identidad masculina?


Estos y otros interrogantes abordó y desarrolló ante un numeroso público la doctora Rocío Figueroa Alvear, Coordinadora del Proyecto de Reciprocidad Ish-á de la UPAEP en el Foro por los Derechos de las Mujeres que tuvo lugar el pasado sábado 8. El evento comenzó a las 10 de la mañana en el Teatro de la Ciudad, en pleno Centro Histórico poblano.


Este Foro fue organizado por el Instituto Municipal de Mujeres, dependiente del gobierno local, y las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Rosa María Carmona Ruiz, Directora del mismo. Luego, habló Dinorah López de Gali, Presidenta del Patronato DIF Municipal.
A posteriori, en un panel moderado por la periodista Vicky Fuentes, se refirieron a los derechos de la mujer la diputada Blanca Jiménez Castillo y la doctora Rocío Figueroa Alvear.




Durante su exposición, Rocío recordó que el tema de la mujer ha sufrido una revolución en los siglos XX y XXI, quizás la mayor transformación de la historia con respecto a los géneros. Recordó que, en otros tiempos, la mujer era fuertemente excluida y que incluso Hegel, en su obra Filosofía del Derecho, afirmó que la participación de la mujer en el Estado era la ruina del mismo. Rescató los valores de la primera ola feminista y su importancia para dar a la mujer el lugar que su dignidad de ser humano reclamaba. Apuntó algunas características de la segunda ola (los años 60’, un feminismo más radical, negador de las diferencias con el varón, de la maternidad y la familia) y el revisionismo positivo de la tercera ola.



Uno de los tópicos expuestos por Rocío fue la persistencia del machismo en Latinoamérica. "Estoy involucrada en un proyecto muy interesante, el de Reciprocidad -dijo-, y trabajamos en las comunidades de Coltzingo y Tlaola de las sierras de Puebla con 60 mujeres que ya llevan sus pequeñas empresas. Las estamos formando no solo en emprendedurismo sino, al mismo tiempo, en cursos y talleres donde abordamos cuestiones sobre su propia dignidad, la manera de relacionarse con los hombres y la necesidad de un modelo de reciprocidad. Al final del plan piloto que ha durado un año, al preguntarles qué habían aprendido, el 80% respondió que comprendieron que “los hombres no eran superiores a ellas” y “que ellas también tenían capacidad de decisión”. Hay un machismo abierto, explícito que aún no hemos erradicado".



También expuso acerca de los problemas existentes dentro del hogar a la hora de compartir roles; del trabajo siempre doble de las mujeres latinoamericanas (en su profesión y en su hogar), que no cuenta aún con la debida reciprocidad del varón, padre y esposo. “Por ello, si queremos ayudar a las mujeres es necesario revisar el modelo de paternidad e invitar al varón a que se sienta corresponsable en la vida cotidiana de la familia y en la educación integral de los hijos –aseguró-. La reflexión sobre la mujer debe ir acompañada de un análisis sobre la identidad paternal del varón en casa. Así como el varón debe participar más en la vida familiar, la mujer debe también dejarse ayudar y compartir responsabilidades con él".



Recordó que existe una crisis masculina. “El hombre se valoraba en los siglos anteriores por tres pilares fundamentales: ser autoridad en el hogar, ser el proveedor de la familia y contar con asociaciones y clubes sólo de hombres. Al haber caído estas tres funciones, su identidad queda desdibujada. Frente al hecho de haber perdido su autoridad y no ser ya más la cabeza del hogar, los hombres tienen que repensar su identidad. ¿Cuál es mi identidad como hombre en el hogar? ¿Cuál debe ser mi misión y el aporte que puedo dar a la mujer?”, se preguntó.


"Hay una crisis de paternidad. Creo fundamental si queremos mejorar la situación de la mujer que ayudemos a los hombres y formemos a los niños desde pequeños. Así como para la mujer es muy clara su identidad materna y tiene mayores dificultades en vivirla, al niño y al joven hemos de ayudarlo a comprender que así como toda mujer es madre aún sin hijos, todo hombre es padre. El hombre está llamado a dar un amor de una manera particular, siendo protector, dando seguridad y confianza a la mujer y a los hijos", reflexionó RFA.



La diputada Jiménez Castillo, por su parte, abordó cuestiones relacionadas con los distintos tipos de violencia contra la mujer. En el intercambio de preguntas y respuestas que hubo al final, algunos de los planteos del auditorio apuntaron a la necesidad de contar con ayuda efectiva para las mujeres que sufren violencia. Y describieron la inoperancia e incluso a veces menosprecio que reciben de parte de quienes deberían protegerlas.


El evento incluyó un MURAL activo, serie de carteles abiertos dispuestos en la plaza del Zócalo, donde varones y mujeres de Puebla podían dejar sus mensajes. En uno de los mensajes se leía: “No queremos flores. Queremos derechos”.