El 95.9 por ciento de las mujeres tienen labores domésticas y laborales por ello ya no podemos ver a la familia tradicional

En el contexto del Día Internacional de la Familia celebrado el fin de semana pasado la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) organizó la Conferencia La familia, impartida por la investigadora peruana Rocío Figueroa Alvear.

En estos momentos –respondió en entrevista- se está minusvalidando mucho a la familia como el núcleo más importante dentro de las sociedades y la poca importancia que va teniendo dentro de las políticas sociales que no promueven suficientemente bien el valor de la familia.

Desde el punto de vista antropológico el ser humano nace dentro de ese círculo familiar y durante mucho tiempo su felicidad depende del apoyo que estos miembros le aportan, porque ahí se crean las relaciones afectivas más profundas. Ahora vivimos una pérdida del sentido de la vida –continuó la Teóloga- y una gran dificultad para encontrar el camino a la felicidad.

No hay más puntos de referencia para los jóvenes que están en esta búsqueda, los padres y madres trabajan todo el día y existe entonces una desestructuración familiar que imposibilita la transmisión de los valores de primera mano, y el discernimiento de la verdad y el bien y el mal.

El 95.9 por ciento de las mujeres tienen labores domésticas y laborales por ello ya no podemos ver a la familia tradicional, la educación informal se queda en manos de terceros, es una carga muy fuerte por ello deben existir políticas laborales que apoyen en horarios a las mujeres para reestructurar a las familias.