Habló Rocío Figueroa, autora de una investigación sobre 8 testimonios de abuso sexual al interior del Sodalicio de Vida Cristiana

"La fiscalía no entiende lo que significa el trauma". Rocío Figueroa, ex sodálite (y fundadora de la rama femenina del influyente grupo católico peruano Sodalicio de Vida Cristiana), habla en línea desde Nueva Zelanda, donde reside hace ya varios años.


Figueroa, doctora en Teología, llevó una vez el título de Superiora de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación dentro del SVC. Años después, se alejaría del Sodalicio y terminaría por recopilar y denunciar testimonios y casos de abuso físico, psicológico y aún sexual dentro del movimiento católico fundado por Luis Fernando Figari.



Su tarea, sin embargo, está lejos de terminar: hace tan solo unos días, publicó la versión en español de la investigación que realizó junto con el teólogo David Tombs para la Universidad de Otago.