SE DICTÓ EL 4to CURSO DE ANTROPOLOGÍA DE LA RECIPROCIDAD

El pasado jueves 12 de julio tuvo lugar la clausura del 4to curso sobre “Antropología Teológica de la Reciprocidad varón-mujer”, que se dictó esta vez con una nota diferencial: lo tomaron participantes (en su mayoría, graduados) de tres universidades en cuatro sedes distintas, tanto de manera presencial como por transmisión virtual. La asistencia presencial se dio en la UPAEP Puebla con 65 inscriptos, y la asistencia virtual se dio en la Universidad Panamericana de Guadalajara, en la UPAEP Tehuacán y en la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), en Zapopan, Jalisco. El curso estuvo a cargo de la Doctora en Teología Rocío Figueroa Alvear, quien es además Coordinadora General del Proyecto de Reciprocidad que este año ha dado comienzo en nuestra universidad.

Entre los temas de este curso figuraron: qué es la reciprocidad, cómo componer el yo/tú/nosotros; la dimensión dinámica de la persona: ser y amar; los 4 componentes del amor: de la atracción al cuidado y preocupación, la responsabilidad y el respeto hacia la pareja; las diferencias sexuales, físicas y psicológicas entre varón y mujer; la libertad. Cada una de estas cuestiones suscitó interrogantes entre los participantes e intercambios con la doctora Figueroa.

El curso se emitió por aula virtual en simultáneo para las cuatro sedes, y se encuentra en internet para quien quiera consultarlo. “Abordar la reciprocidad es, además de hablar de la dignidad de la mujer, hablar del y al varón –dijo la doctora Figueroa-. Que varón y mujer, descubriendo lo propiamente masculino y femenino, trabajen juntos por una cultura más humana y solidaria en el mundo y por la unidad de la familia, encontrando el gozo del ser padre y madre”

En octubre próximo se dictará un nuevo curso sobre el mismo tema, a cargo de los italianos Guilia Di Paola y Attilio Danesse, matrimonio de académicos dedicados al estudio de la reciprocidad desde una perspectiva antropológica personalista.

El Proyecto de Reciprocidad UPAEP visualiza a la mujer y al varón como iguales y diferentes a la vez, llamados a ser uno para el otro. Ofrece este nuevo proyecto una propuesta antropológica novedosa con fundamentos teóricos e implicaciones prácticas.  Algunas universidades de México y del extranjero (Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Italia)  han manifestado su interés en sumarse al mismo.